Heridos al menos cuatro soldados del Ejército sirio este jueves en un bombardeo de la aviación israelí a las afueras de Damasco. Israel responde así al supuesto ataque que Siria llevó a cabo contra la central nuclear de Dimona, al sur del estado Judío. El objetivo del bombardeo en Siria, según un comunicado castrense israelí (pese a que el país no suele hace públicos sus ataques militares), fueron las baterías de misiles desde donde se había lanzado el ataque. 

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con base en el Reino Unido y muchos efectivos desplegados en la zona, corrobora que varios misiles cayeron al este de Damasco, en el área de Dameer, destruyendo varias baterías de defensa antiaérea ubicadas en la base y causando algunas bajas en las filas de las fuerzas sirias leales a Bachar El Asad. El número de muertes no se ha precisado.

Israel ataca a menudo a las fuerzas leales a Al Asad, y a las milicias chiíes aliadas, cuya presencia en Siria considera una amenaza para su seguridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here