No son buenos vaticinios los que se pueden esperar ni mejores tiempos para el país  símbolo de las libertades individuales. La mayor nación comienza a postrarse a los dudosos organismos  internacionales que quieren someternos. Nada que reconocer de bueno por ejemplo al la OMS en las dramáticas circunstancias que colocó al mundo

https://p.dw.com/p/3oAWg