En noviembre de 1777, en medio de las batallas por la Independencia de las 13 colonias, el comandante George Washington pidió a las colonias que dedicaran un día de alabanza y acción de gracias el 18 de diciembre.

Aunque algunas colonias siguieron la recomendación de Washington, otras colonias optaron por mover la fecha.

La celebración se siguió llevando a cabo en días diferentes, hasta que en 1789, George Washington, como primer presidente de los Estados Unidos, decretó que el Día de Acción de Gracias se hiciera el jueves 26 de noviembre en todo el país.

No obstante, los siguientes mandatarios cambiaron la fecha en varias ocasiones, hasta que el presidente Abraham Lincoln decretó, en 1863, que se realizara el último jueves de noviembre.

Después de una breve modificación de Franklin D. Roosevelt, el Congreso y el Senado decretaron que el Thanksgivingfuera un día feriado cada cuarto jueves de noviembre, para evitar problemas cuando el mes tuviera cinco jueves., de acuerdo con los Archivos Nacionales.

Desde entonces, los estadounidenses viajan de todos los rincones del país para poder regresar con su familia y compartir alimentos como pavo asado, salsa de arándano y pastel de calabaza.