Violentas protestas se han desarrollado en Honduras para pedirle la renuncia al presidente Juan Orlando Hernández al que acusan de ser cabecilla de las redes de tráfico de drogas.