El Gobierno colombiano alertó sobre el incremento de las filas de combatientes al interior de la guerrilla de las FARC. De acuerdo con las estimaciones, cerca de un tercio de los exguerrilleros desmovilizados han vuelto a la clandestinidad.

Un informe de inteligencia conocido por Reuters explica que a partir de finales de 2018 la cifra de guerrilleros aumentó en más de un 30%. El Gobierno del presidente Iván Duque estima que los combatientes residuales siguen operando en la selvas y montañas colombianas, y que este numero alcanzó los 2 300 miembros.

El informe reveló que actualmente operan 31 grupos clandestinos de las FARC en el país y que están en territorios donde hay presencia de cultivos de hoja de coca, precursores químicos de la cocaína, y también las regiones que cuentan con yacimientos de oro son ocupados para llevar a cabo minería ilegal.

Precisamente, esta alarmante cifra es cercana a los 2 000 hombres estimados que conforman actualmente las filas de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), según datos de las autoridades colombianas.

Fuente: Panampost